Marchas Cívicas Participativas

IV Marcha Cívica Participativa, "Por la Convivencia Vecinal Intercultural", Barrio de Carolinas (Alicante)

El pasado Sábado 1 de octubre de 2011 la Asociación Cultural Dánae organizó la IV Marcha Cívica Participativa con el lema "Por la Convivencia Vecinal Intercultural". La comitiva discurrió en esta ocasión por el Barrio de Carolinas.

 

El recorrido final de la Marcha se inició en la Plaza de Castellón (Palmeretes) en Carolinas Bajas y recorrió la Calle Poeta Zorrilla, la Plaza de Pío XII, la Avenida de Padre Esplá,  la Plaza de Manila, la calle Pinoso, la Calle Montero Ríos para finalizar en la Plaza del Sol (Bola de Oro).

 

Redactamos la Declaración por la Convivencia Vecinal cque fue leída en el trascurso del acto por el profesor Manuel Velandia. La actividad fue un éxito con la participación de más de 80 entidades alicantinas de ámbitos culturales, juveniles, interculturales, festivos, vecinales, deportivos, políticos y sindicales. La actividad fue presentada por Asunción Sánchez Zaplana, concejala de Acción Social del Ayuntamiento de Alicante y contó con la presencia de su compañera de corporación la concejala Sonia Alegría, responsable de Coordinación de Áreas. Fue una actividad perteneciente al Encuentro Municipal Diversalacant.

Primeras imágenes de la IV Marcha Cívica Participativa

DISPONIBLES LOS 4 PRIMEROS VÍDEOS DE LA IV MARCHA CÍVICA GENTILEZA DE DIVERSALACANT

DECLARACIÓN POR LA CONVIVENCIA VECINAL INTERCULTURAL

 

Estamos construyendo una nueva sociedad y no nos hemos percatado todavía. Está brotando en los barrios, en nuestros barrios, y está siendo diseñada desde el respeto hacia todos sus vecinos, desde la tolerancia a la diferencia, desde la convivencia vecinal. Estamos construyendo la historia, el Alicante Intercultural que definirá el futuro para el siglo XXI.

 

Alicante está viviendo una transformación increíble desde hace diez años. Al calor del crecimiento económico y social han llegado hasta orillas del Mediterráneo miles y miles de emigrantes procedentes de todas las partes del mundo. Personas de bien en busca de trabajo, de paz y prosperidad. Seres humanos, por lo general, con escasos recursos que han encontrado en el Benacantil un lugar donde ver crecer a sus hijos lejos de casa, de su familia, de sus amigos. Igual que nos pasó a nosotros el siglo pasado en Argentina, Uruguay, Venezuela o en Francia, Suiza y Alemania. Hoy en día volvemos nosotros a emigrar de nuevo a Alemania o Qatar en busca de trabajo. Paradojas de la vida.

 

Las dificultades de convivencia han sido y son evidentes. Si nos cuesta convivir con personas con quienes tenemos una cultura similar como nuestros padres, hermanos, el vecino de arriba que pone la música a todo volumen o la cotilla del primero que no pierde detalle de todo lo que pasa en la escalera… ¿qué podíamos esperar de la convivencia con personas de otras culturas, razas o religiones?

 

No acostumbrábamos a ver negros en Alicante; también a algunos argelinos y marroquíes, pero rumanos, colombianos, rusos o ecuatorianos eran difíciles de ver. Ahora estamos todos juntos, ahora ya no nos extraña la riqueza cultural y el mestizaje. Bien diríamos que somos fruto de nuestra historia, de civilizaciones antiguas y medievales que hoy conforman nuestra identidad. Hoy tenemos nosotros el reto de aprender a convivir, el compromiso de hacer crecer nuestros barrios codo a codo con nuestros vecinos, la responsabilidad de legar a nuestros hijos una sociedad más tolerante, justa y solidaria que la actual.

 

Convivir no siempre es fácil. En la convivencia surgen diferentes formas de concebir el mundo y la vida. Se hace necesario que los inmigrantes y los alicantinos nacidos aquí o de adopción sentemos todos por consenso unas normas básicas de respeto y convivencia. La convivencia requiere del esfuerzo conjunto y bidireccional que dirían los expertos. Unos, los extranjeros, deben conocer y respetar nuestros códigos y leyes para adaptarse mejor a la sociedad que les acoge; nosotros, los otros, los autóctonos, debemos conocer a nuestros nuevos vecinos, saber las razones de su llegada aquí, facilitarles su integración y respetar sus costumbres. No puede ser de otra manera, debemos respetarnos todos y aprender a convivir.

 

 Hay algo que a veces olvidamos y es revelador: existen realmente más cosas que nos unen que aquellas que puedan distanciarnos. Somos muy parecidos, tenemos los mismos problemas (el paro, la crisis económica, la hipoteca, hijos desempleados…), pedimos las mismas mejoras para nuestro barrio, compramos el pan en la misma panadería, compartimos el mismo supermercado, utilizamos el mismo centro social, paseamos por las mismas calles y jugamos en los mismos parques…

 

Los extranjeros que están aquí no se van a marchar. Han venido a quedarse, a residir con nosotros, a construir país, a vivir en paz y tranquilidad, como también a trabajar, a aportar sus conocimientos y experiencias. No olvidemos que construir la nueva sociedad está ya en marcha, que no hay vuelta atrás y que debemos centrarnos en plantear soluciones para mejorar la convivencia.

 

Por último, nos gustaría señalar que el barrio es de todos, de todos sus vecinos, y que juntos, unidos, seremos capaces de ser más fuertes y de trabajar en equipo para construir la convivencia que todos necesitamos. Por eso convocamos esta marcha pacífica y de convivencia, para reunirnos todos, saludarnos, hablar, aprender, bailar y disfrutar como también para conocernos; cuando seamos capaces de conocernos comprenderemos que tanto ellos como nosotros, como cualquier ser humano, lo que más desea es vivir feliz, rodeados de los seres que amamos y en concordia con nuestros vecinos. El ser humano es sencillo en el fondo, tan sencillo como autorizarnos a construir el mundo que queremos.

 

Septiembre de 2011

Asociación Cultural Dánae

 

(Texto redactado por Virgilio Candela y Manuel Velandia)

 



Qué son las Marchas Cívicas Participativas

El de las Marchas Cívicas Participativas es un proyecto orientado a la promoción de valores tan importantes como el respeto, la tolerancia, el derecho a la diferencia y la igualdad. Sin lugar a dudas, el de las Marchas es el programa más idealista de la Asociación Cultural Dánae y el más multitudinario pues congrega en su desarrollo a cientos de personas que reivindican un mensaje claro y necesario: la necesidad de vivir en una ciudad, Alicante, donde la integración de culturas y la convivencia en paz sean los rasgos que definan el carácter multicultural municipal en los inicios del siglo XXI.

 

¿Por qué organizar Marchas Populares? Porque desde Dánae entendemos la interculturalidad desde una posición dinámica y participativa. Desde nuestros orígenes hemos dado buenas muestras de nuestra doble naturaleza (reflexiva y de acción) respecto a la sensibilización del extraordinario fenómeno migratorio que estamos viviendo en Alicante desde finales del siglo XX. Las Marchas generan acción, interacción de gentes y entidades, fomentan la cooperación social de asociaciones (de inmigrantes, vecinales, culturales, comerciales, profesionales, etc.), muestran la riqueza que las migraciones contemporáneas aportan a nuestras sociedades.

 

Las Marchas Cívicas pretenden ilustrar acerca del fenómeno migratorio que está viviendo Alicante, merced a las desigualdades del mundo globalizado de hoy en día, donde millones de personas procedentes de todos los continentes llegan a nuestras tierras buscando un porvenir para sus familias, un lugar seguro donde dormir, un trabajo para poder sobrevivir, un futuro para sus hijos.

 

Las Marchas pretenden abrir las mentes de los alicantinos de hoy que todavía entienden la inmigración como una amenaza. La intolerancia, los prejuicios, el racismo, son factores que pretendemos desterrar con este tipo de iniciativas, mostrando luz frente a la ignorancia, ofreciendo razones frente a la xenofobia. En definitiva, las Marchas Cívicas pretenden ser una herramienta de promoción de valores solidarios, de integración de culturas y de una convivencia en paz de todos los ciudadanos, nativos o no, que vivimos en Alicante.

 

Hasta la fecha Dánae ha organizado tres Marchas Cívicas y la IV está a punto de celebrarse el próximo sábado 1 de octubre. Las ediciones anteriores se celebraron en:

-En el Barrio de Colonia Requena, en agosto de 2008 y contó con el lema: “Por la Integración de los Jóvenes en la Zona Norte”

-En la Plaza de Gabriel Miró de Alicante, en septiembre de 2009, cuyo lema fue: “Por la Integración de Culturas en Alicante”

-En la Plaza de Gabriel Miró de Alicante, en mayo de 2010, con lema: “Los jóvenes y la construcción de un Alicante Intercultural”

Vídeos de las anteriores Marchas Cívicas.-

CONTACTO

Asociación Cultural Dánae

Calle Garbinet 41
03012 Alicante

 

Teléfonos: 966088727/647491661/

647492761

 

Correo electrónico:

danae.alacant@gmail.com

 

NUEVA WEB DEL PROGRAMA "LA CIUDAD DE LOS COLORES"

COMUNICACIÓN

Noticias, notas de prensa y dossiers de la Asociación Cultural Dánae

RECOMENDAMOS

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Asociación Cultural Dánae

Página web creada con 1&1 Mi Web.